Archive for 12 diciembre 2015

“El cadencioso” Autor Mario Luis Altuzar Suárez. Rapsoda pepe Del Saz Orozo.

Anuncios

“Restauración” Autor Mario Luis Altúzar Suárez. Declamación Pepe Del Saz Orozco.

Con fe en la paz y prosperidad del mañana

6.christmas_bells

MAMANOELBAILA

!cid_003201ca7bd4$ef376a70$0601010a@d0b9e77d59c54b4

Que nadie nos robe la alegría

Sonríe siempre ante las adversidades, porque una cara con una sonrisa cura penas, cura las preocupaciones y también contribuye a crear un mundo mas amable para todos. Mariluz

 

 

MAMANOELLUCES

En favor de los músicos de la calle.

PIANOCHICA

En favor de los músicos de la calle.
Ahora que vienen las elecciones españolas no he oído a ningún político acordarse de los buenos músicos que abundan tocando con su arte y muchos con su carrera de música a la intemperie del clima y el desdén de la gente que pasa, crear un teatro abierto todo el día en todas las comunidades a disposición de ellos y de la gente que quiera pasar a oírlos y verlos, sentados cómodamente un rato y por un precio razonable para todos, siendo libres de tocar en la calle si la climatología es buena y quieran ser acariciados por los rayos del sol, así mismo se podrían incluir poetas y baile. 
Recuerdo que hay muchos locales cerrados, que antes hubo comercios y se han ido a pique, no supone mucho gasto si en vez de buenos butacones ponemos sillas de plástico, no debe suponer mucha inversión, cuando se pagan miles de euros a unos pocos artistas privilegiados en conciertos en la televisión pública y todo artilugios tecnológicos a su disposición para que no desafinen, es cuestión de echar mano de la creatividad que con cuatro cosas se puede hacer un buen espectáculo, lo que importa es el buen artista.
Mariluz Diez

“MUSICAL”

Flamencos

“Musical”

Bailan las notas,

Danzando la bella,

En su falda pintan lunas,

Prenden rosas su melena,

Sus manos un abanico airea,

Ritmo que taconea la madera,

Al son de palmas y pandereta,

Un coro detrás de ella,

Van haciendo música,

Entre solfeos y poetas,

Afinan cuerdas en la trastienda,

La guitarra alegra el alma,

Con el piano se mezcla,

Yemas en castañuelas,

Suenan los sones de mi tierra,

Esperando se llene la platea,

El cantaor derrocha alegría,

Lo expresa su cara morena,

Si desgarra el alma,

Contagia toda su pena,

Y algunas telas blancas,

Asoman disimulando goteras,

Si revientan doloridas sus gargantas,

La sangre no la muestran,

Confundidas en nuevas letras,

Improvisadas no dudan de autoría,

El espectador que solo ve grandeza,

Aunque de una esquina desgastada,

Posan sin partitura rabel y gaita,

Ni dulzaina que por bulerías no entran,

Pero si que estoy segura van admirar,

Toda la alegría de mi España entera.

Mariluz

 

Flamencos11.gif

“SUERTE”

ImageProxyHI

“Suerte”

La noche caduca se retira

Ante la belleza del alba,

Se esconde la redonda luna,

Con su corte de estrellas,

En el reino de las hadas,

Dan paso a la vida que despierta,

Con sus miserias y esperanzas.

Bostezan inocentes miradas,

Que a veces son laceradas,

Crisálidas en un jardín del mañana,

Si mantienen su pureza,

El baile de estrellas explota,

En danza de haces lumínicas,

Que ven sus candorosas almas.

Pasando el ocaso la mayoría,

Buscando el amor y las sombras,

Pasión rutinaria que encuentran,

Entre Parafernalias de riquezas,

Siempre hay pechos que aguantan,

El amor huidizo que resbala,

Si no hay belleza y son desamparadas,

La buena intención se desintegra,

En partículas que son lágrimas,

Pero todas sueñan cada día,

Aunque la luna no salga,

En ser princesas y niñas,

Vistiendo sus mejores galas,

Cada vez que miran arriba,

Desde las sombras a las claras,

Imaginan una tarta de estrellas,

Cada una con su sueño de hadas,

A veces encuentran la magia,

En esta ruleta de la vida,

Cualquier número puede que salga.

La luna sonríe y crece gorda,

Entre guiños de hermosas afortunadas,

Y se la ve triste y no muy blanca,

Sin su corte de estrellas abandonada,

En un reino sin hadas ni magia,

Dejando a muchas sin la caricia,

Cuando habitan dos la misma cama,

Y solo tienen eso, esperanzas,

De una piel que saque espinas,

Que hacen heridas en su alma.

Niñas durmiendo felices con muñecas,

Mayores sin su felicidad no descansan,

Pero cuando todas sus ojos cierran,

La suerte vuelve a jugar de esperanza.

 Mariluz

eu e lua