La escalera musical

EscaleraMusical2.gif

“La escalera musical”

Existe una escalera en mi ciudad,
Desde que el sol se levanta,
No paran de sonar las notas,
Conteniendo el extenso pentagrama,
Con todos los ritmos que se puedan soñar.
A las nueve empieza una rubia,
Con su voz rasposa afinar,
En gorgoritos trina que trina,
Hasta que coge enfilada el aria,
Al trino de trompeta traspasa la sala,
Esa que la pared divide las dos casas,
Despertando a toda la vecindad.
Por aquello de la envidia,
La del piso de arriba dispone su música,
Que el techo hace temblar,
Al son de cumbias con maracas,
Tambores que suenan a toda mecha,
Que parece estamos en guerra en Afganistán,
Eso diariamente que hay que aguantar,
No les digan nada no se vaya la fiesta a estropear.
Llega el fin de semana y para variar,
A las ocho matutinas se oye un coro ensayar,
Es el papá de la niña solista y rubia,
Que tanto empeño pone para triunfar,
Con su veinte juglares y divas,
Hacen ensayos para salir al festival.
Mas el vecino de más arriba,
No quiere quedarse atrás,
Le ha comprado su madre una bocina,
Y en armonía toca concertina,
Haciendo las delicias de su querida mamá.
De vez en cuando su voz se escucha,
Como una manada en berrea,
Parece que se vive en la selva sin viajar,
Ay maravillosa naturaleza,
Que no deja concentrarme en mis letras,
A todos les dio por tocar y cantar,
Y a mí que me gusta la danza,
Dejo las letras y me pongo a bailar,
Hasta mi pareja rasga la guitarra,
Al encender la pantalla dispuesta a descansar,
Cada día me llega su nueva melodía,
Con timbales y castañuelas de su localidad,
Sus dos hermanos que le acompañan,
Desafinan entre palmas la inicial coral,
Pero quién se enfada con esas sonrisas,
Quién les dice que lo hacen muy mal,
Callo por no anunciar que nunca han de triunfar,
Al final me estreno cantando una jota,
Entonces el silencio es sepulcral,
No es porque cante ni bien ni mal,
Es que ya es mediodía y toca comida,
No se puede a la vez comer y cantar,
Ni inspirarse en medio de tanta bacanal,
Otra mañana perdida otro poema a vagar,
Al final me encanta ser vecina de tanto artista,
Soy positiva al pensar que es más divertida mi escalera,
Que ir a ver una película que aseguran es de risa,
Y es una estafa saliendo a lágrimas vivas,
Como para llenar una piscina olímpica.
Y como buena medicina de por vida,
Cuando haya en la escalera una vivienda vacía,
No lo duden y vénganse a mi tierruca,
Por señas Cantabria la de gigantescas olas,
De sus playas doradas y finas,
Anchoas sabrosas que regalan sus marinas,
La de vientos llevando barcas en danzas,
Madre de suradas con el sol a escondidas,
Bateles en Pedreña sobre el agua y en puntillas,
Rocas milenarias por ondas talladas en la Maruca,
Mataleñas bonita resonancia de espumas y ramas,
Alfombra de verde para meriendas en familia,
Ciudad de noches tranquilas días de algazaras,
Donde es una fiesta todos los días,
Como mi escalera que no descansa con su alegría.

Mariluz

escaleraMusical1.gif

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: