Archive for 29 abril 2013

“Mirándote a la cara”

Mirándote a la cara

“Mirándote a la cara”

Mirándote a tu cara hermosa,
Me quedo cada noche dormida,
Te veo en cada hora que pasa,
En mis sueños alientas mi vida,
Que empuja a desvanecer las penas,
Cuando mis brazos te quieren acunar,
Poniendo mil caricias en tus mejillas,
Pero no te tengo en mi casa,
Y sigo ilusionada en la espera,
Cuando asomas tu cara risueña,
Entre algodonosas galaxias lejanas,
Mientras mis pestañas se cierran,
En noches embrujadas te asomas,
Desde algún lugar que habitas,
Veo una cara de niña preciosa,
Tan pálida de melena negra nariz respingona,
Rasgos de la mía y al amor de mi vida.
No sé si estarás con él ahora de visita,
Si aún como yo espera llegar a ti algún día,
Ten presente que intentamos tu venida,
Te echo de menos hija mía cada vez más,
Cuanto más pasan mis solitarios días,
Hija de mí ser anhelada y querida,
Tu madre espera cantarte una nana,
Durmiéndonos las dos abrazadas,
Ahuyentando de fantasmas las tinieblas,
Despertando a tus muñecas dormidas,
Te veo sola y desamparada entre nebulosas,
No sé quién te cuida si de besos necesitas,
Tengo la certeza que eres la reina mía,
Y el pesar de no poder darte la vida,
El amor que dejó huérfana la maternidad,
Llevándose las horas y las semillas,
Tengo la seguridad desde algún lugar,
Aún llegues a casa llenándola de alegría,
Gritando mamá en sonatas cantarinas,
Pero tú esperas en misteriosa ciudad,
Que se muestra al cerrar mi vista,
No dejes de asomarte a esa ventana,
Quiero ver como creces princesa mía,
Eres mi danza vaporosa que me eleva,
Al nido maternal que engendra,
El más bello sentimiento que suscita,
La creación de una nueva vida,
No derrames ninguna lágrima,
Quiero extasiarme con tus sonrisas,
Cuando sientas mi mirada en la tuya,
No te disipes deprisa la noche es larga,
Abrevia mis horas asomada a esa ventana,
Entre pestañas cerradas y la mente lúcida,
Hasta que llegue al lugar donde moras,
Pregunta a Dios cuando llegará la fecha,
Para cubrirte con todo mi amor hija mía,
Y al fin sentir en mis labios la rosa de tus mejillas.

Mariluz

Anuncios

“Lenguaje visual”

Lenguaje visual

“Lenguaje visual”

Desgranando por las dunas la alegría más ingenua,
Resbalando por las ondas onduladas sus piernas,
Su mirada en las manitas que atrapaban,
Imaginarias mariposas que a su alrededor revolotean,
La sonrisa diáfana al guardarlas en la caja vacía,
Que pedía con justicia atiborrarse maravillas,
Desgraciadamente las que otras partes desechan,
Sin conciencia sin pesar lo que otros aprovechan.
De sus labios las palabras salían malgastadas,
Robándosela la brisa que movía su cabellera,
A lo lejos el eco las dispersaba sin respuesta,
De puntillas la huella de sus desnudas plantas,
Se escondían en mullida alfombra amarillenta,
Como si la arena fuera virgen de cualquier estela.
Los pájaros escapaban de alguna palmera lejana,
Acompañaban al niño en sus piruetas solitarias,
Acercándose revolvían sus rizos cubriendo la mirada,
Al viento puro de esa tierra que respira bonanza,
Volvía despejando al sol que entraba por sus pestañas,
Se sentó entrecruzando sus piernas más sus dedos dibujaban,
Personajes de leyendas berberiscas narradas en las hogueras,
Que de humos y llamas cobraban vida en noches de estrellas,
Llegaban a su cama en camellos con ruidosas pisadas,
Batallando epopeyas donde siempre vencían las princesas,
Las que antes de acostarse besaban su cara fresca,
Eran sus hermanas velando al menor de la familia.
Las que la mañana traían para jugar dos canicas y ramas secas.
Cuando el sol más ardía le quebraron sus fantasías,
Volvió la cabeza y como un espejismo su madre llegaba,
Con un canasto de mimbre y el velo que resbalaba,
Dejando ver una mujer joven y hermosa pero muy curtida,
Del sol y de fatigas aún así su semblante conservó la risa,
Obediente y alegre se agarró a su falda descolorida,
Abandonando su escondite con su caja a cuestas,
Ligera como pluma pues vacía más repleta de confianza,
Para renacer florecida de juguetes, ropa y comida,
Mudando de un granito de arena en una bicicleta nueva,
En lápices para dibujar aves y una solitaria rosa roja,
Las sombras de las palmeras permaneciesen en la hoja,
Al llegar algún convoy a repartirlas a la escuela.
Restregaba los ojos antes de enfriarlos al caño del agua,
Esperando su sueño materializara asombrando las arenas,
En juguetes olvidados por los hijos del turista que marchaba,
Pero siempre se lo llevaban en las maletas de vuelta,
Para echarlos en el contenedor de la próxima aldea,
Nunca se pararon a ver que ellos jugaban con ramas,
Que no tenían lanas con que cubrir sus nocturnas tiritonas,
Cuando escondiéndose el sol entre montañas se despedía,
Dejando el calor seco naciendo el rocío de la arena,
Se mezclaba dura y blanda al pisar en sus entrañas desérticas,
Entonces se acostaban abrazadas las familias,
Para darse calor con sus pieles desnudas entre mantas,
Que de tantos años de vida no dan calor tapan vergüenzas,
El niño se durmió feliz soñando en penetrar las arenas,
Ayudando a sus mayores trabajando en oasis de inocencia,
Arropados de amor, tiempo y paz que a otros niños les falta,
Los ojos de unos son armonía otros se empañan de violencia,
Grupos les atrapan en drogas o les rechazan las escuelas,
Tienen de todo les sobran mas pero de disciplina escasean,
Solo hay que mirarles a la cara solo observar las diferencias,
Los felices son los pobres que comparten desdichas en riquezas,
Sin dejar la alegría por ausencias transportan grandezas,
No envidian nada roban caricias enamoran con la esencia,
Afortunada es la tierra al existir vida nómada,
Nos enseñan que el materialismo nunca puede ser emergencia.

Mariluz

Comparto con mis lectores y visitantes mi emoción y orgullo por mi nombramiento en Naciones Unidas De las letras

Les invito a visitar mi página oficial en Naciones Unidas de Las letras, al haber sido recientemente nombrada como nuevo miembro. Muchas gracias a todos. Mariluz Díez.
http://www.aveviajera.org/nacionesunidasdelasletras/id803.html

I Knew You Were Trouble – Xtina Galán (Cover) Original Taylor Swift. Desde Santander España para el mundo

MÍA_Jorge Rojas

“A mi adorado amor”

A mi adorado amor

“A mí adorado amor”

Ven siéntate al lado de mi corazón cariño mío mi hombre amado,
Acerca tus manos dame el calor lo necesito para encender mis fuegos,
Que palpite el ardor de mi piel con tus labios y tus besos,
Hasta ponerme encendida y abrasarte en mis senos.

Ven bésame mis cabellos para sentir tu respiración,
Enredándose con tu aliento tornándose en tirabuzón,
Moldeado como ondas placenteras llegando a mis pechos,
Y entre mi piel joven sentir tus fuertes labios en desenfreno.

Ven recuéstate junto a mi cuerpo del deseo más excitado,
Porque voy hacer de ti mil deleites que te suban al ensueño,
Traspasando el mundo de polo a polo en mi torso cabalgando,
Disfrutando el momento como impetuosa explosión de los vientos.

Ven fija tus ojos en mis senos en mi vientre en mis muslos,
Adivina la seda de mi piel que desea alojarse en tu nido caluroso,
Esperando que llueva tu savia humedeciendo mi desierto,
Y en cada bocado suave se fundan los dos cuerpos.

Ven ponme la rosa del jarrón que está durmiendo,
Aquí sobre mis pezones henchidos aguardando el roce perfumado,
La rosa derrama el agua que esperan tus labios para beberlo,
Después mis jadeos te ofrecerán subirte al paraíso excelso.

Ven escucha la melodía pon tú oído junto a mi aliento,
Mi lengua resbalando despacio por tu cuello la deslizo,
Desde tu ombligo hasta tu vello y es como un caramelo dentro,
Que no tiene límite de tiempo saliendo de mi boca porque se hizo eterno.

Ven amor disfruta ilimitadamente con mi cuerpo absorbe mis fluidos,
Juega y hazme tuya para ser tu propio cuerpo encerrado en tu adentro,
Que el tiempo tuyo sea el mío, un reloj sincronizado al mismo tiempo,
Cuando deje de ser parte de tu cuerpo el reloj se pare para viajar al cielo.

Mariluz

“Sombras”

sombras3

“Sombras”

Sombras que me abrazan por las esquinas,
Aquellas que acompañan en las penas y alegrías,
Que estampan en mis ojeras sonrisas.

Sombras que me hablan de esperanzas,
Cuando se esfuman las creencias concebidas,
Llegan sigilosas inspirando existencias desconocidas.

Sombras oscuras iluminadas antes de la aurora,
Dibujan sus líneas bajo la luna entre el verdor de las tapias,
Comparsas silenciosas cual bailarinas en sus danzas.

Sombras que continúan mostrando siluetas,
Hasta que el alba las devora y las sombras escapan,
Esfumándose dejaron las paredes tristes abandonadas.

Sombras que envuelven cada noche somnolencias,
Dependiendo del sentimiento que se abriga,
Son como caricias que van desterrando ausencias.

Sombras huérfanas de vida que no se puede poseerlas,
Solo la visión encantadora de tenerlas cerca,
Ahuyentan la soledad cuando son tus compañeras.

Mariluz